Hemos tomado una decisión audaz de consagrarnos con las latas, y dejar atrás la oferta de platillos similares a los de otro lugar.

En este bar solo nos concentraremos en productos en conserva, productos estables y siempre disponibles. En los líquidos la propuesta va por el lado de las cañas de cerveza, el vermut, el gin y por supuesto los vinos por copa.

Un pequeño espacio con no más de 30 puestos que te hará disfrutar de lo mejor de las vermuterías clásicas, y por supuestos siempre dando un guiño también al país en el que estamos, tratando así de buscar nuevas alternativas de sabores y productos.